EL JUEGO SIMBÓLICO ES EL JUEGO INFANTIL POR EXCELENCIA en el que los pequeños imaginan ser, imitando situaciones que ven en la vida real. Este tipo de juego se caracteriza porque los pequeños evocan situaciones ficticias como si estuvieran pasando realmente. De ahí que se convierten en personajes, y sus muñecos cobran vida a su gusto e imaginación.
En ese proceso utilizan al máximo su imaginación, jugando constantemente en el límite entre lo real y lo imaginario, lo cual les ayuda a crear representaciones mentales que serán de gran ayuda para resolver situaciones futuras en su vida.

niña_con_muñeca.jpg
¿POR QUÉ ES IMPORTANTE?

El juego simbólico es importante porque beneficia al niño en los siguientes puntos:
  • Permite al niño representar situaciones mentales reales o ficticias.
  • Favorece la comprensión y asimilación del entorno del niño.
  • Desarrolla su lenguaje.
  • Contribuye con su desarrollo emocional.
  • Desarrolla su capacidad imaginativa.
  • Permite un juego colectivo y con reglas en el futuro.
  • Progresivamente, el juego va transformándose y pareciéndose a la realidad.


CARACTERÍSTICAS DEL JUEGO SIMBÓLICO Y SUS EJEMPLOS

El juego simbólico lo comprenden las edades entre los 2 y 7 años, se caracteriza por los símbolos individuales ("creados" por el propio individuo) y compartidos (representación de papeles).

LOS PERSONAJES DEL JUEGO

Los niños utilizan en los juegos simbólicos dos tipo de personajes: los estereotipados y los de ficción.
Los estereotipados se caracterizan por la actitud que desempeñan y tratan de parecerse a la realidad. Por ejemplo, el niño hace de mamá o de papá.
Los personajes de ficción tienen nombre propio y proceden de los cuentos, el cine o la televisión y ejecutan conductas más predecibles, ya que poseen un rol característico. Lo más frecuente es que los niños no representen a estos personajes, sino que “hablen” con ellos o les hagan partícipes como a uno más. De esta forma podemos ver a un niño jugando con los otros en un juego donde todos son ellos mismos y van a descubrir un tesoro, pero nuestro niño es Peter Pan.

JUEGO SIMBÓLICO INDIVIDUAL
  • 18 meses-3 años:
• "Hacer como sí": acciones que simulan algo: dormir,llorar, avión… En ausencia de objetos.

• Se utilizan objetossobre los que se realizan acciones de ficción (como hacer dormirun osito).

• Imitación lúdica: por ejemplo de la madre leyendo,barriendo, telefoneando...


JUEGO SIMBÓLICO COLECTIVO
  • 3-4 años:
• Asimilación deformante de la realidad: invención deescenas con escasa verosimilitud, es decir, que no seajustan a la realidad.

• No hay papeles bien definidos ni establecidos en un principio, o lospapeles se confunden, se invierten.Por ejemplo hacer de maestra, reproduciendo yexagerando pautas de conducta del adulto como castigar; juegos de tiendas (comprar-vender).

  • 4-7 años:
• Ajuste progresivo a la realidad: diferenciación depapeles. Búsqueda de verosimilitud, se intenta unaimitación lo más exacta de los papeles, acciones. Hay reparto de papeles desde el comienzo del juego.

• El juego protagonizado implica una representación deroles con un argumento y un contenido. Por ejemplo, en eljuego de los médicos:Cada jugador tiene un papel (médico, enfermera,paciente).

• Acciones pertinentes a cada papel (auscultar, pinchar,abrir la puerta, abrir la boca...).

Objetos utilizados en relación con la acción (propios de cada papel).










JUGANDO APRENDEN A COOPERAR

Cuando aparece el juego simbólico, éste suele ser practicado de forma individual por el niño, pero conforme avanza la edad, el niño comienza a jugar con el resto de niños y niñas, lo que implica aprender a respetar las normas de cada escenario compartido. Estas normas, determinan cómo debe comportarse un personaje en el juego o las características de una acción que todos deben desempeñar para lograr un objetivo común.

Cuando el niño juega en grupo, puede ocurrir que se le olvide el papel, es entonces, cuando sus compañeros le recordarán qué debe hacer, así como las normas del juego. Los niños también desarrollan la conducta prosocial de ayudar al otro y preocuparse por sus necesidades.


SUPERAR LOS MIEDOS JUGANDO

Una función muy importante que tienen los juegos simbólicos es que los niños los utilizan para expresar los miedos, fantasías o temas que les preocupan. De esta forma, el niño puede liberar el estrés que le produce una pesadilla, repitiéndola en el juego hasta que encuentre una solución satisfactoria,o puede jugar a que su papá que está de viaje acaba de llegar y que todos se ponen muy contentos, aliviando el estrés que le pueda producir la separación.

disfraces.png


Para el niño, el entorno de juego en el que reproduce sus temores y preocupaciones es un lugar seguro, donde sabe que controla todo lo que puede suceder, por eso juega a aquello que teme. Muchos padres se sorprenden cuando ven a sus hijos jugando a lo mismo que los despertó en mitad de la noche con gritos, pero no deben preocuparse, ya que es la forma en la que el pequeño libera sus frustraciones.


JUGANDO CON EL LENGUAJE

El simbolismo del juego también puede ser trasladado por los niños al lenguaje. Cuando el niño empieza a adquirir el lenguaje descubre un mundo nuevo que tiene que llegar a dominar y con el que va a experimentar ampliamente.
Existen juegos sociales en los que el lenguaje desempeña un papel muy importante como son los juegos de rimas espontáneas, los juegos de inventar palabras nuevas o los juegos de conversación, en los que los niños experimentan con conversaciones que utilizan los adultos en sus charlas.
Tenga el objetivo que tenga, el juego simbólico es de vital importancia en el desarrollo infantil y debemos preocuparnos si no aparece, puesto que el niño podría presentar un trastorno de tipo autístico. En dicho caso, es necesaria la intervención de un profesional de la psicopedagogía para que trabaje con el pequeño y le dé estrategias para flexibilizar su forma de pensar y desarrollar la imaginación.


EL JUEGO SIMBÓLICO COMO ESTIMULADOR DEL LENGUAJE EN NIÑOS CON SÍNDROME DE DOWN

PINCHA AQUÍ


CONCLUSIÓN

Cuando se trata de niños, el juego es cosa seria. El juego no solamente les entretiene sino que contribuye a su desarrollo intelectual y emocional.
Es importante que los padres respeten y que no descuiden el juego que realizan sus hijos, pues a través de éste, el niño puede transmitir sus miedos, angustias, desahogos… Recuerden que el juego simbólico es parte de un proceso del desarrollo del niño, y a través de él, va a permitirle asimilar el mundo que le rodea.
images.jpg

También es importante que los padres fomenten, por todos los medios posibles, este tipo de juego en sus hijos, jugando con ellos y comprándoles o fabricando juguetes que potencien el juego simbólico, tan importante para su maduración personal.


Este vídeo resume el juego simbólico de los niños entre 2-3 años:








Flecha.gif